Contactar
portada
análisis
cuentas
descargas
secciones
tópicos
enlaces
correo
En portada
Fuente : DIARIO ENFERMERO
Un enfermero en Dublín

Antonio José Díaz Rúa estudiaba Enfermería en la Escuela San Juan de Dios de Bormujos (Sevilla), cuando ya tenía en mente que, al terminar, dejaría de lado la opción de buscar una salida laboral en España y se instalaría en el extranjero para aprender inglés. Y así lo hizo. Finalizó sus estudios en junio de 2015 y un mes después ya estaba en Dublín.

La capital irlandesa fue el destino elegido tras la lectura de un periódico que publicó una información sobre el crecimiento de la economía de ese país y la necesidad de profesionales de Enfermería. Y así fue cómo se reunió con su pareja, quien ya había dado el paso anteriormente para abrirse camino como fotógrafa, y le esperaba con los brazos abiertos.

Han pasado casi cuatro años desde que este tomareño comenzara una nueva vida. A sus 31 años, se siente reconocido profesionalmente y se alegra de la decisión que tomó, ya que “todo ha sido crecer y crecer”.

Su trayectoria laboral en Irlanda comenzó en julio de 2015. Ejerció durante un año y medio como auxiliar de enfermería en una residencia de ancianos llamada The Marlay Nursing Home mientras obtenía el certificado B1 para poder graduarse y así cerrar su expediente universitario. “Me aceptaron con la condición de que me sacara el inglés y tuviera el titulo listo para el siguiente año. La verdad que el principio fue difícil y llegas a desesperarte, porque son muchos acentos diferentes y mucha información, todo de golpe y en otro idioma. Pero con mucho esfuerzo se puede conseguir cualquier cosa. Diría que hasta los primeros seis meses no empecé a desarrollar un buen inglés, pero en el momento que pasó ese proceso de adaptación noté una mejoría por días”, explica.

Colegiación

En enero de 2016 ya tenía el título de Enfermería y comenzó con los trámites para colegiarse en Dublín y, comenta, “entonces empecé a trabajar como enfermero Pre-Register, que básicamente hacía lo mismo que un enfermero normal, pero ganaba menos”. Confiesa que “estaba atemorizado, no me sentía cómodo con mi nivel de inglés y tenía reuniones con doctores y familias, y no tenía autoconfianza en el idioma ni el vocabulario necesario”. De cualquier manera, tuvo ayuda de sus compañeros y agradece el hecho de que “los managers estuvieran muy encima mía, apoyándome, pero, sobre todo, diciéndome que sabía más de lo que yo creía, que me soltase, por lo que no tuve ningún tipo de presión por parte de ellos, lo que ayuda bastante”.

Y con esa categoría estuvo unos siete meses hasta que consiguió “el ansiado pin number” expedido por el NMBI (Nursing and Midwifery Board of Ireland) o lo que es lo mismo, el número de colegiado que es necesario para trabajar con enfermera/o de manera legal en todos los ámbitos, tanto hospitales públicos y privados como en residencias. Desde enero de 2018 para la obtención del mismo se exige la superación de una prueba de inglés conocida como IELTS 7 (International English Language Testing System).

Búsqueda de empleo

 

Fue a comienzos de 2017 cuando cambió al servicio público y fue contratado en Leopardstown Park Hospital, relacionado con la geriatría, largas estancias, respiro familiar y convalecencia. Este empleo lo consiguió gracias a una agencia de reclutamiento. “Contactas con agencias y ellas se encargan de buscarte las entrevistas y te preparan para afrontarlas, te dan algunas pistas de lo que pueden preguntar y demás. No pagas por ningún servicio, sino que de ello se encarga el Gobierno y el contratante”, argumenta. De cualquier manera, aunque la nueva experiencia le resultó satisfactoria, estaba bastante lejos de donde se había mudado y “quería trabajar en un servicio más agudo y con posibilidades de lograr la especialización en cardiología y llegué a la conclusión de que el mejor hospital público para lo que quería y también en distancia era The Mater Misericordiae”. En aquel momento no había vacantes, pero acudió directamente al Departamento de Recursos Humanos de este hospital que es el segundo más grande del país, ubicado al norte de Dublín, y que se posiciona como centro nacional de trasplante de corazón y pulmón. “Les conté que estaba deseando trabajar con ellos, que sería una gran oportunidad para ambas partes y, aunque me respondieron que así no era el proceso de selección, cogieron mi CV y a los pocos días me contactaron para ofrecerme una entrevista diciendo que les había sorprendido mis ganas de trabajar con ellos”, recuerda. Así, en octubre de 2018, consiguió formar parte de la unidad aguda de ictus y accidentes cerebrovasculares (Acute Stroke Unit) de ese hospital, donde ejerce la profesión enfermera en la actualidad después de haber pasado un periodo de prueba de nueve meses y de haber logrado un contrato indefinido. Para él es, sin duda, un gran logro que nunca olvidará: “venía de hacer la noche y me tuve ir directamente a la entrevista, sin dormir después de doce horas de turno y creo que fue la entrevista más relajada que he tenido”.

Condiciones laborales

El sistema sanitario irlandés es similar al inglés. “Hay 12 niveles hasta alcanzar ‘senior staff nurse’. Eso sería enfermero raso, sin ningún otro estudio extra. Después se encuentran las CNM (Clinical Nurse Manager) divididas en tres niveles, 1, 2 y 3, donde la CNM3 es la de mayor status. Después están los CNS (Clinical nurse specialist) que serían los enfermeros especialistas”, desarrolla. Existen puestos con pocas vacantes, cuatro o cinco por hospital, pero con mejores condiciones laborales, como es el caso de la Advanced Nurse Practitioner (ANP) que Antonio traduce como “enfermera de práctica avanzada”, con un sueldo de unos 70.000 euros anuales y potestad para diagnosticar, prescribir y tomar decisiones clínicas propias. “Ese sería mi sueño, pero bueno de momento tengo que esperar como 9 meses para especializarme primero y después ya se verá”.

Antonio disfruta de un turno fijo de mañana (07:30 a 20:30) con dos horas de descanso, media hora para desayunar, el mismo tiempo para merendar y sesenta minutos para almorzar. Trabaja tres días a la semana y cuatro días cada mes y medio más o menos. “La verdad es que el día que trabajas no te da tiempo a mucho más pero después tengo bastantes días libres para mí mismo”, manifiesta.

El turno de noche está comprendido de ocho de la tarde a ocho de la mañana con dos descansos de una hora. Aclara que “puedes elegir trabajar siete días seguidos de noche y después tienes como nueve días libres seguidos o dividir esas noches entre hacer tres en una semana y, la semana siguiente, hacer cuatro”. La ventaja es que las noches son retribuidas un 40% extra.

Los sábados son remunerados con un 15% adicional y todas las horas trabajadas desde las cinco de la tarde se denominan ‘unsocial hours’. Puntualiza que “éstas se pagan aparte unos dos euros a la hora y que los domingos y festivos se pagan doble y aparte, según los que hayas trabajado junto con vacaciones disfrutadas, te hacen un promedio y te dan un extra a finales de noviembre que suele rondar los 800 euros”.

El salario aumenta a cada año de experiencia hasta el nivel 12 con la categoría ‘senior staff nurse’. Detalla que “los enfermeros irlandeses emigran sobre todo a Canadá, Australia, Catar, Arabia Saudí y EE.UU. buscando mejores condiciones económicas. Para mí no está mal. Estoy en el 5º escalón que son 35.000€ anuales más todos los extras. Pago el 20% de impuestos hasta 33.000€ y, a partir de ahí, todo lo que sobrepase tributa al 40%”. De manera que su salario mensual se sitúa en torno a los 2.800€ al mes.

El último escalón de categoría profesional tendría un sueldo de 46000€ anuales y la profesión aspira a que se equipare con profesores y fisioterapeutas que están en torno a 55000€ anuales. “Es curioso porque el sindicato te obliga a formar parte de la huelga, incluso si estás libre. En la planta se hacen servicios mínimos, se da medicación, se hacen los cambios posturales y de pañal y poco más, no llamadas telefónicas, ni altas o reuniones, ya sea con doctores o familias”.

Los días de vacaciones aumentan según la experiencia profesional hasta un máximo de 29 días al año. Al trabajar tres días, “tengo más de dos meses de vacaciones pagados sin contar, por ejemplo, que trabaje una semana de noche. Tendría nueve días libres seguidos a los que le sumas tres de vacaciones que te hayas cogido y te plantas en 16 ó 17 días libres habiendo solo gastado 3 de tu computo de las vacaciones. Desde mi punto de vista esto es una de las condiciones que difícilmente en España podrías tener en estos momentos”. De cualquier manera, esos días de descanso no los puede disfrutar en Navidad o Fin de Año al vivir en un lugar multicultural. “Hay gente de muchos países diferentes que obviamente les gustaría pasar esas fechas con los seres queridos, pero es imposible dárselas a todos y para no ser injustos pues se dividen entre todo el personal por sorteo. Así unos trabajan en navidad y otros en fin de año”, razona.

¿Cómo se vela por el paciente?

La sanidad irlandesa es prácticamente privada a no ser que se esté en posesión de la ‘medical card’ o lo que es lo mismo, una tarjeta de cobertura sanitaria que expide el gobierno para acceder al sistema público sanitario que no es universal ni gratuito. “Te cubre bastantes cosas -afirma- pero te la dan en función de tu situación económica y demás factores, por ejemplo, si eres madre soltera y pacientes crónicos, entre otros”. También es diferente la dispensación de medicamentos con respecto a España. Antonio pone el ejemplo de necesitar un antibiótico para siete días: “en la farmacia te van a dar las pastillas para ese periodo de tiempo, evitando así que te automediques en un futuro. El ibuprofeno de 600mg no se usa, como mucho 400 mg y es muy raro que un médico lo prescriba, lo sueles encontrar en dosis de 200mg”.

Los errores que hayan sucedido o que pudieran haberse dado durante el ejercicio profesional en el hospital se deben reportar. En Irlanda lo llaman ‘near miss’. “Todo es con el fin de que no vuelvan a suceder. No es para llamarte la atención y, por supuesto, no pierdes status ni nada de eso, solo sí que es verdad si a lo mejor en un mes cometes tres veces el mismo error y está reflejado en los ‘incident report’ pues obviamente tu manager tendrá unas palabras contigo, pero nunca intentará hundirte o echarte la culpa. Intentarán por todos los medios encontrar el motivo por el que ha sucedido para así evitarlo en un futuro”, justifica. Solo si se trata de un error grave el enfermero/a puede llegar a perder el ´PIN number´ (número de colegiado) y no podría ejercer la profesión hasta recuperarlo.

En cuanto al trato de los pacientes, este enfermero destaca que es diferente con respecto a España: “Desde mi punto de vista el cuidado a las personas mayores esta mejor enfocado en Irlanda”. Pone como ejemplo la asignación de un auxiliar de Enfermería a los pacientes agitados en vez de atarlos a la cama, se usa el ‘frailty scale’ (escala de fragilidad para detectar de manera precoz la alta dependencia), antes de prescribir drogas psicotrópicas se realizan valoraciones del paciente para descartar infecciones de fondo y los rieles de las camas para evitar caídas se consideran una “restricción de la libertad”, entre otros.

En este último caso, como enfermeras/os están obligados a realizar un asesoramiento cada tres meses para valorar si es realmente necesario ese refuerzo y debe quedar plasmado en un consentimiento firmado por el mismo encamado -en caso de poder hacerlo- o bien de su familia. Algo similar ocurre en el caso de la administración de fármacos, por lo que realizan valoraciones constantes de los planes de cuidado. De esta manera evitan “dar la pastilla porque sí” al tener que tomarla de manera regular por un dolor que puede haber desaparecido.

Funciones de enfermería

“En España los auxiliares están mucho más preparados que aquí. En Irlanda suele haber más enfermeros que auxiliares en las plantas por lo que estamos muy involucrados en el lavado, así como en los cambios”, especifica. Salvo en los aspectos que comenta, considera que las funciones de Enfermería son similares en España e Irlanda y parte de la base de que en la unidad de ictus en la que trabaja hay un profesional de Enfermería por cada cinco pacientes.

“Los médicos están en la unidad 08:00 – 17:00, fuera de estas horas hay que llamar al facultativo de guardia”, dice. Durante el tiempo que están presentes analizan la situación de cada paciente y “acorde a lo te vayan diciendo o hayan dejado escrito en sus notas y la evolución de los pacientes, vas escribiendo tus notas con las que tendrás que dar el cambio de turno al enfermero de la noche”.

En el hospital The Mater Misericordiae existen ‘phlebotomists’, es decir, personal encargado solo de hacer extracciones de sangre, que trabajan por las mañanas. “Así que en el caso de que se hayan marchado tendrás que sacar tú la sangre para cualquier prueba”, justifica. En el caso de las terapias intravenosas o intramusculares, la norma exige que sea chequeada por dos enfermeras/os antes de administrarla: “Aunque sea un simple suero son dos enfermeros los que tienen que firmar la medicación”. También una pareja de compañeros debe, al final y al principio del turno, chequear las MDA control drugs (opioides y derivados) que se encuentran en una caja fuerte bajo llave.

La relación entre el facultativo y la enfermera/o es de compañeros que trabajan en equipo y que, de manera mutua, tienen en cuenta los distintos criterios profesionales. “Necesitamos del médico para prescripciones, pruebas y demás, pero cualquier ANP (Advanced Nurse Practitioner) puede prescribir, pedir pruebas y tomar decisiones clínicas sin tenerlo en cuenta”, afirma. Y añade que, “como enfermeros rasos estamos a expensas de los médicos para comenzar tratamientos y demás, pero si a nuestro juicio algo no está bien, ya sea con una medicación o prueba, somos más que autónomos para tomar nuestras decisiones de no administrar o de cancelar. Los doctores te van a escuchar siempre porque ellos saben que tu estas con los pacientes en el cuerpo a cuerpo”. De manera que, pormenoriza, “tu opinión nunca va a estar por encima de la del médico, eso sí es verdad, pero la tendrán en cuenta en la hora de la toma de decisiones”.

Segundo hogar

Este enfermero echa de menos los momentos familiares a los que ha tenido que renunciar para labrarse un futuro y, aunque tiene trabajo estable, aún sigue recibiendo ofertas de empleo de enfermero comunitario en el sistema público de Dublín. Y es, después de varias entrevistas y exámenes, quedó en el puesto 12 entre todos los participantes, pero prefiere continuar en lo que verdaderamente le apasiona para lograr especializarse: “Vivo con mi novia, por lo que si por alguna razón tenemos que marcharnos pues nos iremos. La idea es volver a España en un futuro, a ver si mejoran un poco las condiciones allí también, todo eso ayudaría. Como bien dije cuando me vine aquí, Sevilla siempre estará allí por si acaso las cosas no salían como debían. Pues ahora digo totalmente lo contrario, Dublín siempre estará aquí en el caso de que me vaya y, si las cosas no salen como uno piensa, siempre podré volver; al fin y al cabo, es mi segunda casa”.

Puede encontrar toda la información relativa a este artículo en el enlace

https://diarioenfermero.es/dublin-siempre-estara-aqui-en-el-caso-de-que-me-vaya-y-si-las-cosas-no-salen-como-uno-piensa-siempre-podre-volver/

Menú Principal
· Portada
· Archivo E-CyL
· Avances E-CyL
· Biblioteca OCECyL
· Buscar en E-CyL
· Enlaces E-CyL
· Enví­a tu noticia
· Estadí­sticas
· Libro de Visitas
· Noticias enfermeras
· Oposiciones
· Política privacidad
· Protección de datos
· Secciones E-CyL
· Top 10nuevo
· Tópicos
· Tu Cuenta
· V unica

Institucional

· Misión de Enferm.
· Estat. ConsejoCyL
· Congr. Reg.Enf.CyL
· Jor. Reg.Enfer.CyL


Están en línea
Actualmente hay 132 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

Búsquedas



Nuevos Enlaces
Total Enlaces: 100
Total Categorías: 63
Total Lecturas: 161834

Últimos enlaces
· 1: Guía para la administración de fármacos por vía inhalatoria (muy buena)
[Lecturas: 6365]

· 2: Fundación Castellano Leonesa de Cardiología
[Lecturas: 5802]

· 3: NUEVO CONVENIO CON MODAS EXCLUSIVE
[Lecturas: 5479]

· 4: Jornadas y Congresos Sanitarios
[Lecturas: 6535]

· 5: Puntex. Portal para profesionales de la salud
[Lecturas: 5872]


Más leídos
· 1: Consejo de Colegios Profesionales de Diplomados en Enfermería de Castilla y León
[Lecturas: 9648]

· 2: HOSPITAL DE ALCORCON
[Lecturas: 7419]

· 3: Aprende como funciona el corazón (tiene un test)
[Lecturas: 7387]

· 4: Enfermero en Portugal
[Lecturas: 6821]

· 5: Jornadas y Congresos Sanitarios
[Lecturas: 6535]


Correo Web

Consulta tu cuenta de correo


Campus Virtual
Acceder al campus

Revista On-line
Acceder a la revista On-line

A.M.A.


Asisa
Más información

Citas E-Consejo
Agosto  Septiembre 2019   Octubre
  1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
 
Hoy no hay eventos.

Artículos Antiguos
Martes, 21 mayo
· Relación Complementaria A...
· Carrera Profesional Grado...
Viernes, 17 mayo
· Aprobados Fase de Oposici...
· Aprobados Fase Oposición ...
Jueves, 16 mayo
· Sergas.- Enfermeros espec...
Jueves, 09 mayo
· Carerra profesional ordin...
· Carerra profesional ordin...
· Modificación Organización...
· Fecha de Corte Constituci...
Martes, 07 mayo
· Marco estrategico para la...
· Listado Provisional Admit...
· Ampliación Plazo Admitido...
Viernes, 03 mayo
· Bases Concesión de Subven...
Martes, 30 abril
· Jornada Complementaria En...
Jueves, 25 abril
· Convocatoria Bolsa Empleo...
Martes, 16 abril
· Listados Definitivos y Fe...
Lunes, 15 abril
· UVA - Convocatoria plazas...
Viernes, 12 abril
· Tutores.- Listado Provisi...
· Convocatoria de los Cuerp...
Martes, 09 abril
· Cuestionario y Planilla E...
· Examen Especialidad Traba...
· Homologación de Grado I, ...
· Planilla Examen Proceso E...
Viernes, 05 abril
· Planilla Examen Proceso E...
· Oferta de Empleo Público ...
· ENFERMERAS PARA EL MUNDO
Lunes, 01 abril
· Acto de Asignacion de Pla...
· Planilla Examen Proceso E...
· Implantación y Desarrollo...
Lunes, 25 marzo
· Bolsa de Empleo.- Diputac...

Artículos Viejos


Aviso legal | Copyright © 2015 Consejo de Colegios Profesionales de Diplomados en Enfermería de Castilla y León.- Reservado todos los derechos